Este 30 de enero presentamos a dos grandes mujeres, Conchita y D. Teresa, eran dos conocidas del pueblo de Güímar, con gustos y conocidos en común y  que hacía tiempo que no coincidían debido a que D. Teresa tiene poca movilidad y ya no sale de casa sola, ni con la frecuencia de antes.

Ahora gracias a este encuentro por medio de «Guata para todxs», ambas comenzarán a construir momentos juntas, de charla, de cambio de impresiones, del goce de alguna que otra misa, etc. Conchita es una mujer con una gran vocación de ayuda al prójimo y ejemplo de ello es la dedicación que ofrece a varias causas de manera desinteresada.

Muchísimas gracias Conchita

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario