y seguimos  repartiendo sonrisas por los municipios de la isla.

 Don Vicente, de Los Abrigos, recibió la visita habitual de su voluntaria Paula y esta trajo consigo una gran sorpresa, la compañía de Noelia.

Noelia lleva un tiempo en nuestro proyecto y está cargada de ilusión que quiere repartir con las personitas mayores con las que trabajamos.

GRACIAS CHICAS, con estas tres grandes sonrisas sobran las palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario