Doña Panchita nos enamora con sus detalles, ella una señora que siempre ha tenido una sensibilidad especial para las dotes artísticas y ha obsequiado a su voluntaria Nabila con una ramo de flores de su propio jardín. Da gusto observar los vínculos llenos de amor que han surgido entre ambas. GRACIAS PANCHI Y A SU FAMILIA, POR EL CARIÑO HACIA NABILA Y HACIA ACUFADE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario