Como todo el voluntariado de Guata para todxs, tras haber realizado la formación específica sobre COVID y colocación y retirada del  EPI, nuestras personas voluntarias van incorporándose poco a poco a la actividad que venían desarrollando antes del “parón” por la crisis sanitaria.

Marta y Doña Rosa seguían en contacto semanalmente y su vínculo quedó intacto, aún en la distancia. Hoy se han vuelto a ver las caras y se han puesto al día lo que cada una ha vivido en estos meses.

Muchísimas gracias Marta por esa energía que siempre estás regalando.

También queremos agradecer a las familias que siguen depositando su confianza en ACUFADE y nuestro proyecto de voluntariado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario