Allá nos fuimos desde el Valle de Güímar, rumbo al sur. 

En el Poris de Abona pasamos una bonita tarde, su faro nos miraba en la distancia. La brisa del mar acompañó nuestro paseo, tuvimos la oportunidad de conocernos un poquito mejor, disfrutar de la merienda juntxs y saborear la salitre meciéndonos con el murmullo de las olas del mar. 

GRACIAS a D. Ángel y su esposa Dª. Julia, Dª. Magdalena, Dª. Ángeles (Yeye) y D. Luis, por apuntarse al “compartir” de Guata y ofrecernos su grata compañía.

GRACIAS a mis grandísimxs voluntarixs, Sara, Texenery y Jesús, porque sin ellos nada de esto hubiera sido posible, su apoyo y buen humor fueron grandes protagonistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario